¿Cómo cambiar el nombre de una sociedad limitada?

cambio de denominación social

No es raro que cuando se empieza un negocio, se ponga una denominación social relacionada con su actividad principal. Sin embargo, a lo largo de su existencia, es posible que se amplíen las actividades o servicios que ofrece la empresa o que, incluso, se decida modificar su objeto social. Llegados a este punto nos preguntamos: ¿es posible cambio de denominación social de una sociedad limitada que ya está en marcha?

¿Se puede cambiar el nombre de una sociedad limitada ya constituida?

El cambio de denominación social es posible. En realidad, es relativamente sencillo y requiere tan sólo unos pocos pasos de tramitación, pudiendo hacerse de forma telemática.

Implicaciones del cambio de denominación social

Aunque el proceso sea relativamente frecuente, este cambio no modificará las obligaciones o derechos que la empresa haya adquirido previamente. Es decir, la actividad, la antigüedad de los trabajadores (si los hubiese), el número de identificación fiscal o los códigos en la cuenta de cotización, seguirán siendo los mismos.

Tampoco requeriremos de una nueva licencia de apertura para el negocio o firmar un nuevo contrato de alquiler por un cambio de denominación.

¿Cómo cambiar el nombre de una empresa?

Veamos paso a paso cómo es el proceso de cambio de denominación:

  1. Convocar una junta general extraordinaria: los socios deberán convocarla para tratar el cambio de denominación social. Deberán llegar a un acuerdo donde se especifique el nuevo nombre. Ese acuerdo deberá ser por mayoría (o por otro porcentaje, si estuviese establecido así en los estatutos).
  2. Solicitar al Registro Mercantil la certificación negativa de denominación: en este paso, comprobaremos con el registro mercantil que el nombre nuevo que queremos poner a nuestra Sociedad Limitada esté disponible.
  3. Modificar estatutos y escritura pública: si el Registro Mercantil nos devolviese una certificación negativa del nombre, significará que podemos usarlo sin problema. Con esa certificación, ya podemos realizar una reforma de los estatutos y otorgar una escritura pública, que deberemos inscribir en el Registro. Para ello, presentaremos el modelo 036 anexando una copia de la escritura.
  4. Notificar a Hacienda y a la Seguridad Social: una vez inscrito en el Registro todo, debemos notificar a ambas instituciones este cambio de nombre de nuestra empresa.

¿Qué pasa con la antigua denominación social de mi empresa?

Durante un año, seguirá activa en el Registro Mercantil. Pasado ese periodo (un año desde que se registre la nueva denominación), el antiguo nombre caducará y se cancelará en el Registro Mercantil, por lo que volverá a estar disponible en el caso de que otra empresa lo requiera.

Si cuentas con una gestoría online a tu lado, el proceso será mucho más rápido, pudiendo realizarse prácticamente en un día.

Llamar Contactar