Cuánto debo cotizar como autónomo y cuándo aumentar mi cotización

facturas rectificativas: corregir errores en las facturas
Facturas rectificativas: corregir errores en las facturas
febrero 15, 2020
registro de la jornada o fichajes
La obligación del registro de la jornada o fichajes
marzo 15, 2020
cotizar como autónomo

A todos los trabajadores por cuenta propia se les despierta la duda en algún momento de su actividad: ¿Cuánto debo cotizar como autónomo?

Como todos los trabajadores en España, el autónomo también tiene la obligación de cotizar a la Seguridad Social. Esto se ve reflejado en las famosas “cuotas de autónomo”, de obligado pago con independencia de los ingresos que obtengas.

Estas cuotas son las que permiten acceder a una serie de derechos: sanidad, paro, bajas… Por lo que se pagan desde el primer día de actividad como autónomo.

Tipos de cotización para autónomos en 2020

Aunque la cuota es obligatoria para todos los autónomos aunque no ingresen absolutamente nada, sí que se puede elegir la base de cotización. Normalmente, el autónomo trata de adaptar la cuantía a sus ingresos ya que, cuanto más cotices mes a mes, mayor será la pensión de jubilación que percibas.

La base de cotización se fija según el sueldo teórico que calcule el autónomo que percibe. Las cantidades máximas y mínimas de cotización vienen fijadas por el Gobierno, que las establece cada año. Y sí, cotizar como autónomo no es tarea fácil.

Además, en este año 2020 el tipo general de cotización se ha incrementado al 30,3%, aumentando la cuota mínima de autónomos a 286,15€. Actualmente los tipos de cotización son:

  • 28,30% de contingencias comunes.
  • 1,1% de contingencias profesionales.
  • 0,8% de cese de actividad.
  • 0,1% de formación profesional. 

Bases de cotización para autónomos en 2020

Cotizar como autónomo no sólo depende de tus ingresos, sino de otros factores externos. Desde el 1 de enero, la base mínima de cotización es de 944,40€ mensuales (con la correspondiente cuota mínima de 286,15€/mes). Tengamos en cuenta que cualquier incremento en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) afectará a la base mínima y, por tanto, podrá provocar un aumento de la cuota a pagar.

Por otro lado, la base máxima de cotización está en 4.070,10€ mensuales (con la correspondiente cuota máxima de 1.221,03€/mes).

En el caso de autónomos societarios o de aquellos autónomos que cuenten con más de 10 trabajadores empleados por cuenta ajena, la cotización se desvincula del Régimen General como venía ocurriendo hasta ahora. La base mínima en estos casos es de 1.214,08€ mensuales (con la correspondiente cuota mínima de 367,84€/mes).

Ahora bien, si es la primera vez que te das de alta como autónomo, cuentas con bonificaciones como la tarifa plana. Esta bonificación permite que, durante el primer año de ejercicio, se pague una cuota más reducida: 60€ mensuales.

¿Siempre debo coger la base mínima?

La mayoría de los autónomos en España cotizan por la base mínima. Sin embargo, esta base repercute en una serie de prestaciones que conviene tener en cuenta para evitar sustos. Por ejemplo, cuanto más cotices, tendrás coberturas mayores en caso de baja maternal o paternal, accidente, jubilación o paro.

Es importante no jugar con esto, ya que cada vez está más regulado. Hace unos años era corriente que cuando el autónomo se acercaba a los 60 años, aumentar la base de cotización para poder percibir más durante su jubilación.

Actualmente, esto ya no se puede hacer ya que está muy regulado lo que puedes y no puedes hacer a partir de los 47 años en materia de cotizaciones. Por ejemplo, es más sencillo que bajes la base de cotización en los últimos 5 años de autónomo previos a la jubilación a que subas la base para percibir una mayor pensión.

Sin embargo, de cara a la jubilación, puede no tener sentido cotizar por la base máxima siempre, ya que la prestación se calcula únicamente con los últimos 22 años cotizados. Lo que normalmente se recomienda es subir la base de cotización antes de cumplir los 42 años, para asegurarse una mejor pensión sin problemas con la regulación.

Incluso, si contamos con 40 años cotizados, podemos cotizar por la mínima los últimos 5 años y seguir percibiendo la pensión máxima y ahorrarnos un “piquito” en los últimos años previos a la jubilación.

Por otro lado, se suele recomendar cotizar por la mínima hasta que la facturación supere los 2.000€, momento donde se recomienda aumentar la base de cotización.

¿Cuándo y cómo se pueden cambiar las bases de cotización?

Los autónomos pueden cambiar su base de cotización hasta un máximo de 2 veces al año (con especial atención al dato mencionado en el apartado anterior sobre los 47 años).

El cómo es sencillo: Puedes acudir a una oficina de la Seguridad Social o hacerlo a través de la Sede Electrónica con el correspondiente certificado digital o con el sistema Cl@ve.

En el caso de que tengas contratada una gestoría online, bastará con enviar un email con la petición y lo haremos en el momento, sin complicaciones para ti.

Comments are closed.

Call Now ButtonLlámanos