La Tasa Google en España

montar franquicia asuntos a tener en cuenta
Montar una franquicia: asuntos a tener en cuenta
mayo 15, 2021
Tasa Google en España

Se utiliza el término Tasa Google para referirse a dos impuestos diferentes:

El primero de ellos es el canon AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles), un pago a realizar por enlazar contenido que esté bajo protección por derechos de propiedad intelectual.

El segundo, al Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD). Éste grava algunos ingresos de multinacionales digitales (Facebook, Google, Amazon…). Por ser éste último el más extendido -debido a su actualidad- nos estaremos refiriendo al IDSD cuando hablemos de “Tasa Google” a lo largo de este artículo.

Breve historia de la Tasa Google en España

El canon AEDE aparece en una de las dos partes más polémicas de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual de 2014. La segunda parte polémica fue el refuerzo de la Ley Sinde (sobre la regulación de las descargas en Internet).

Este canon, según informaba El Español, no consiguió acercarse a sus objetivos tras cinco años de su puesta en funcionamiento: buscaba recaudar 80 millones al año, pero apenas llegaba a ingresar 10.000.

Por su parte, el IDSD -o Tasa Digital- es un impuesto que planteó la Comisión Europea persiguiendo la elusión fiscal. En España, se adoptó el impuesto en un anteproyecto de ley en octubre de 2018, bajo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Servicios a los que afecta la Tasa Google

La Tasa Google pretende una adaptación del sistema tributario a la digitalización de la economía. Para ello, grava diferentes servicios:

  • De transmisión de datos: recopilados sobre los usuarios que interaccionan en Internet. Incluye la venta o cesión de los mismos.
  • De publicidad en línea: en distintos formatos.
  • De intermediación en línea: es decir, aquellas plataformas digitales que permiten a dos o más usuarios interaccionar entre ellos.

Para poderse aplicar este impuesto, los servicios digitales deben poder ser considerado vinculados -de algún modo- con el territorio donde se aplica el impuesto.

Servicios con apoyo digital que no son afectados por la Tasa Google

En un servicio compuesto por diferentes fases, es posible que la Tasa Google afecte únicamente a a algunas de ellas. La Tasa Google no gravará directamente:

  • Actividades de comercio electrónico minoristas, cuando el proveedor no aparece en calidad de intermediario.
  • Entregas de bienes o prestación de servicios subyacentes.

¿Quiénes se ven afectados?

Están obligados a pagar el impuesto IDSD las personas jurídicas y entidades que se mencionan en la Ley General Tributaria, artículo 35.4:

“Tendrán la consideración de obligados tributarios, en las leyes en que así se establezca, las herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que, carentes de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptibles de imposición”.

No obstante, para evitar barreras de entrada injustas a las “Start-ups” y PYMES, se deben superar dos umbrales -al comienzo del período de liquidación- para ser considerado obligado tributario:

  • Superar los 750 millones de euros de beneficio en el año natural anterior.
  • Superar los 3 millones de euros en los ingresos derivados de servicios digitales sujetos al IDSD. Es decir, de actividad en España -por ser el ámbito territorial sujeto a este impuesto-.

Liquidación de la Tasa Google

El IDSD se liquida trimestralmente, siendo el plazo el mes siguiente al correspondiente período de liquidación. La Agencia Tributaria advierte sobre la excepción de este primer ejercicio de aplicación:

“para este primer ejercicio de aplicación, 2021, la presentación e ingreso de la autoliquidación del primer trimestre del 2021, se efectuará en el plazo previsto para la presentación e ingreso de la autoliquidación correspondiente al segundo trimestre de 2021 (del 1 al 31 de julio de 2021). Por lo tanto, las primeras autoliquidaciones del impuesto no se presentarán hasta el 1 de julio de 2021”.

¿Recaudará lo esperado?

Se espera que la Tasa Google en España recaude entre 850 y 970 millones de euros. Inicialmente, la previsión estimaba 1.200 millones anuales, pero la experiencia de otros países han hecho recalcular la cifra esperada.

Tendremos que esperar al 2022 para conocer la cifra obtenida.

Comments are closed.

Call Now ButtonLlámanos