¿Qué es el Impuesto sobre Sociedades?

Recuperar el IVA de una factura que nunca cobraste
octubre 31, 2019
seguros obligatorios para autónomos
Seguros obligatorios para autónomos
noviembre 30, 2019
qué es el impuesto de sociedades

Al igual que las personas físicas tienen la obligación de hacer la Declaración de la Renta, las jurídicas están sujetas al impuesto de sociedades. Es un impuesto que grava los beneficios de las sociedades o entidades jurídicas.

¿Quién tiene obligación de pagarlo?

Este impuesto es obligatorio para todas las personas jurídicas. Desde las sociedades limitadas hasta los autónomos que hayan creado una sociedad, pasando por fundaciones, asociaciones u otro tipo de instituciones.

Este impuesto sólo se pagará en el supuesto que haya beneficios (es decir, ingresos menos gastos). Si una empresa incurre en pérdidas, no tendrá la obligación de pagar este impuesto. Ahora bien, sí que tendrá que seguir cumpliendo con el resto de impuestos (IRPF, IVA, cotizaciones, etc).

¿Cuánto es el impuesto de sociedades?

Este impuesto es a nivel nacional, aplicado por igual a las personas jurídicas de todas las Comunidades Autónomas que conforman España. Sin embargo, el porcentaje varía según factores como el tipo de empresa o el tamaño de la misma.

La norma es que el tipo sea del 25%. Aun así, existen algunas excepciones como las empresas de nueva creación (que pagarán un 15% durante sus dos primeros ejercicios) o las asociaciones y fundaciones (que pagan un 10% por ser consideradas de utilidad pública).

También entran en la excepción las sociedades de inversión (que están sujetas al 1%) y las cooperativas fiscalmente protegidas (20%).

Aunque el 25% es la norma para la mayoría de personas jurídicas, la realidad es que existen una serie de deducciones con las que lograremos reducir la base imponible. Por ejemplo, si reinvertimos los beneficios o si invertimos capital en I+D.

¿Cuándo se paga?

Se paga en varios momentos, con conceptos diferentes. Por ejemplo, se pagará siempre cuando la persona jurídica reciba un ingreso. También están sometidos al impuesto las rentas en especie. Otro supuesto será cuando la empresa perciba dividendos, por ejemplo, concepto que está sometido a retenciones.

Aún así, al igual que existe un periodo para la realización de la Declaración de la Renta, también lo hay para la Declaración del Impuesto sobre Sociedades. Éste será seis meses después a la finalización del periodo impositivo. Tras esos seis meses, tendremos 25 días para presentar nuestra declaración.

Para regularizar el impuesto sobre sociedades, existen dos modelos a presentar a la Agencia Tributaria:

  • Modelo 200: Se trata el modelo de la Declaración anual del impuesto y es obligatorio presentarlo, aunque no se hayan obtenido ingresos. Se suele presentar entre los días 1 y 25 de julio.
  • Modelo 202: Es el Pago fraccionado del impuesto sobre sociedades. Si hemos obtenido un resultado positivo en el modelo anterior, debemos presentar también este modelo que no es más que un pago fraccionado y anticipado del modelo 200. Por norma general, se presenta en abril, octubre y diciembre.

Estos modelos se presentan siempre por vía telemática.

¿Cómo presentar el impuesto de sociedades sin morir en el intento?

No nos engañemos, no es una tramitación sencilla y más si no se ha hecho nunca. Además, exige llevar una contabilidad mercantil completa. Si necesitas ayuda con ello, quizás te pueden interesar nuestros servicios de Asesoría a pymes por 65€ al mes.

Comments are closed.

Llámanos